• dreamprop

Elon Musk, el hombre más rico del mundo, vendió su última mansión y se quedó sin casa propia.

El multimillonario dueño de Tesla y SpaceX, que había anticipado que se desharía de todas sus propiedades, se acaba de mudar a una modesta casa prefabricada.

Elon Musk, el hombre más rico del mundo, no tiene casa propia. Es que el magnate acaba de vender su última propiedad, una casa en Silicon Valley, California, Estados Unidos, por 30 millones de dólares. Ahora vive en un departamento prefabricado en Boca Chica, Texas, cerca de su empresa SpaceX, valuada en 50.000 dólares.


Musk, director ejecutivo de las compañías Tesla y SpaceX, concretó la venta de su casa en Silicon Valley el pasado jueves, según lo que informa el medio británico Daily Mail.


Allí se informa que el valor por el que finalmente el magnate vendió su propiedad fue de 7,5 millones de dólares menor al precio inicial que pedía en junio, cuando la puso en alquiler por primera vez.


Entonces, la casa se puso a la venta por 37,5 millones de dólares. A partir de allí, Musk intentó tres veces venderla, hasta que logró encontrar un comprador a mediados de noviembre. Y el precio había bajado sensiblemente.

Lo curioso es que Musk, que a los 50 años tiene un patrimonio de 266.000 millones de dólares según Forbes y es el hombre más rico del mundo, por delante de Jeff Bezos, el fundador de Amazon.


La última casa de Musk

La vivienda recientemente vendida por el empresario cuenta con siete habitaciones, siete baños, una sala de música, una gran sala de baile y hasta un salón para cócteles con bibliotecas y estantes retráctiles.


El medio británico detalla una de las innovaciones más asombrosas de la casa que vendió Musk, ubicada exactamente en la localidad de Hillsborough, en el 891 de la calle Crystal Springs. “El comedor y la sala de música ahora se pueden combinar en un solo espacio, con una pared de elevación hidráulica que desaparece cuando es necesario”, señala el Daily Mail, que reproduce la cita de uno de los sitios en los que estaba en venta el inmueble del magnate.


Musk había dicho en entrevistas anteriores que quería vender su propiedad a una familia numerosa y que consideraba a esa vivienda como “un lugar especial”. Más allá de eso, el nombre del comprador de la última casa del dueño de Tesla no ha trascendido a la prensa.


La propiedad que vendió Musk, también conocida como Guignécourt, por el francés que la construyó, es, en términos arquitectónicos, una mansión de estilo europeo, rodeada de rutas de senderismo y hasta posee un embalse dentro del predio aledaño a la vivienda.


La casa que vendió Elon Musk fue construida hace más de 100 años por un noble francés, que la dotó de la elegancia propia de la arquitectura y la decoración francesas


Fue construida en 1912 por el conde Christian de Guigné, que se mudó de Francia a California luego de casarse con una heredera estadounidense de un hombre que se hizo millonario por la fiebre del oro. Musk la compró en 2017 a un costo de 23,4 millones de dólares y mayormente la alquiló para realizar eventos.


El año pasado, el multimillonario señaló en su cuenta de Twitter que planeaba vender todas sus “posesiones físicas”. En diálogo con el comediante Joe Rogan, en mayo, había explicado sus motivos para deshacerse de los bienes físicos. “Creo que las posesiones te pesan un poco. Son una especie de vector de ataque, además. La gente dice: ‘Ey, sos multimillonario, tenés todas estas cosas’. Bueno, ahora no tengo las cosas. ¿Qué vas a hacer?”.


Entonces, el magnate tenía siete casas en California. Seis de ellas en Los Ángeles, a poca distancia entre sí. Desde ese momento, las vendió todas, ganando en las operaciones un total de 144 millones de dólares.


La actual vivienda de Musk

Actualmente, el segundo hombre más rico del planeta alquila un monoambiente de 35 metros cuadrados en la localidad de Boca Chica, en Texas, muy cerca de donde se encuentra su planta de fabricación de naves espaciales de SpaceX.


El multimillonario de la industria aeroespacial se mudó allí el año pasado, y lo anunció en un orgulloso mensaje en su cuenta de Twitter: “Mi hogar principal es literalmente una casa de 50.000 dólares en Boca Chica/Starbase, que le alquilo a SpaceX. Sin embargo, es algo increíble”.


Según el sitio de fanáticos de Musk Teslaratiy elHouston Chronicle, la pequeña casa del magnate en Boca Chica fue construida por la compañía de construcción de prefabricadas plegables Boxabl. Se trata de una vivienda de unos seis por seis metros, mínima pero muy elegante, con una sala de estar, una cocina y un dormitorio de planta abierta, y con un baño adyacente.


Estas propiedades se pueden armar en pocas jornadas a partir de lo que originalmente es una caja plegada, hecha con paneles de hormigón y acero. El modelo en el que vive Musk se llamaría “Casita Boxabl”, y es un innovador producto realizado en masa para paliar los problemas de vivienda existentes en los Estados Unidos.


Si bien la compañía Boxabl no confirmó que Musk viva en una de sus casas, en noviembre anunció que había construido uno de sus departamentos prefabricados para un cliente de “alto perfil” y “alto secreto”en Boca Chica.





Fuente: La Nación