top of page
  • Foto del escritordreamprop

Tres consejos para la decoración de interiores en primavera y verano.

Colores frescos y luminosos:

  • En primavera y verano, puedes optar por colores frescos y luminosos para darle vida a tu hogar. Piensa en tonos como el verde claro, el azul cielo, el amarillo suave o el rosa pastel. Estos colores evocan la sensación de frescura y vitalidad que caracteriza a estas estaciones. Puedes incorporarlos en las paredes, los muebles o los accesorios decorativos.

Textiles ligeros y estampados florales:

  • Cambiar los textiles es una forma efectiva de adaptar la decoración a la temporada. En primavera y verano, elige cortinas, cojines y alfombras con tejidos ligeros y transpirables, como el lino o el algodón. Los estampados florales son una elección clásica que encaja perfectamente con estas estaciones. Puedes incorporarlos en almohadones, cortinas o incluso en papel tapiz.

Incorpora elementos naturales y plantas:

  • La primavera y el verano son momentos ideales para traer la naturaleza al interior de tu hogar. Coloca macetas con plantas y flores frescas en diferentes áreas de la casa para darle un toque de vida y color. Además, puedes utilizar elementos naturales como madera o mimbre en muebles y accesorios. Estos materiales añaden calidez y textura a la decoración.


Recuerda que la decoración es una cuestión de gusto personal, así que no dudes en adaptar estos consejos a tu estilo y preferencias. La clave está en crear un espacio que te haga sentir cómodo y en sintonía con la temporada primavera-verano.

コメント


bottom of page