• dreamprop

¿Tu terraza está lista para esta temporada de solcito?

Si tu respuesta es no, seguí leyendo: en este post encontrarás trucos para decorarla en forma simple.¡Tomá nota!



Usá el espacio vertical Si tu terraza exterior es pequeña, uno de los mejores trucos es aprovechar la verticalidad, es decir, las paredes. Colocá repisas que permiten poner plantas, fanales y velas. Y además ayudan a mantener todo ordenado. Son súper fáciles de instalar y podrás encontrarlas en diferentes diseños, ¡seguro alguno se ajusta a tu decoración!


Creá ambientes con la iluminación

La iluminación es vital y la terraza no se queda atrás. Sea cual sea su tamaño, creá diferentes ambientes o atmósferas utilizando distintos puntos de luz. Comenzá por la más general, con una lámpara de techo o focos empotrados. Continuá con luces dirigidas que puedas poner en el suelo o entre tus plantas. Armá rincones acogedores con una lámpara de mesa o de pie instalada en alguna esquina y finalizá con el toque suave y cálido de algunas velas o guirnaldas. Dependiendo del contexto, todas estas opciones ayudarán a crear atmósferas diferentes, llenas de estilo y elegancia.


Muebles que ocupan poco espacio

Aprovechá los metros cuadrados de tu terraza al máximo utilizando muebles plegables o que cumplan varias funciones. Esto no sólo será útil para espacios pequeños, sino que te ayudará a optimizar y hacer más funcional cualquier tipo de ambiente exterior. Usá bancos tipo baúl, mesas y sillas plegables, o mesas tipo bar con ruedas que puedas trasladar o mover fácilmente.


Mezclá diferentes elementos

La terraza es un espacio para disfrutar y jugar con la decoración. Por lo mismo, aprovechá a mezclar diferentes estilos y materiales. Madera y ratán, mimbre y acero, son solo algunas de las combinaciones que podes crear. Verás cómo conseguís un efecto mucho más cálido y acogedor en cosa de segundos. No abuses de ningún material en particular, simplemente realza la presencia de tu favorito con algún mueble de mayor tamaño o ubicándolo en algún punto estratégico del espacio.


¿Alfombra? ¡Claro que sí!

Una alfombra no sólo aportará calidez a tu terraza, sino que creará la sensación de mayor amplitud. Si la ubicás cerca del ventanal que conecta con el interior, creará una sensación de continuidad y fusión de los espacios. Recordá preferir opciones pensadas para resistir la humedad, el sol y el pasaje continuo, como el yute. Aprovechá además a jugar con los diseños y colores, serán una linda forma de darle estilo y tu toque único al ambiente.


Terraza pequeña, plantas grandes

Un truco muy utilizado en interiorismo es contrarrestar un espacio reducido con muebles de grandes dimensiones. En el caso de tu terraza, hacé lo mismo, ¡pero con plantas! Llenar de pequeños maceteros sólo hará que se cree un caos visual, así que es preferible recurrir a dos o tres arbustos o árboles que sean frondosos que llenen el espacio y creen un pequeño oasis de relax y calma. El bambú, las enredaderas, pinos o algunos frutales son opciones que podés considerar, dependiendo de la cantidad de luz, sol y viento que reciba el espacio.


Hacé que tu terraza se vea más amplia

Podés elegir muebles, colores y materiales para que tu terraza exterior se vea más amplia. Por ejemplo, preferí asientos o mesas flotantes, que vayan pegadas al muro. Otra alternativa son los muebles metálicos o de bambú que -en su mayoría- son más delgados y livianos visualmente. El color blanco, crudo y crema son ideales para hacer que tu terraza se vea más grande y luminosa. Agregá toques de color en objetos y decoraciones más pequeñas como los almohadones. Las mamparas de vidrio también son una excelente alternativa, sobre todo si tu terraza tiene una vista de ensueño.



#dreamprop