• dreamprop

Los Werthein se quedaron con tierras de Tiro Federal

Fue subastado ayer el terreno sobre Av. del Libertador, donde se proyecta la construcción de cinco torres con más de 30 pisos.

El terreno que es parte del Tiro Federal argentino y comprende dos manzanas sobre Avenida del Libertador y Udaondo, en el barrio porteño de Núñez, se subastó ayer por parte del gobierno de la ciudad en $5600 millones; un equivalente a U$S 151.5 millones al cambio vigente. En el lugar podrán construirse hasta cinco torres de hasta 100 metros (más de 30 pisos), por un total de 150.000 metros cuadrados.


El fideicomiso financiero privado, Buenos Aires Landmark, propiedad de los grupos Werthein y Sielecki, fue quien ganó la subasta. El abogado especializado en negocios Pablo Viñals Blake, representante del fideicomiso durante la compulsa, dijo que aún no está definido el proyecto inmobiliario para el lote, y reconoció que los inversores están satisfechos con el resultado de la operación.


Por su parte, fuentes del gobierno, afirman que en la parcela podrán construirse viviendas, locales comerciales y de servicios. Según el pliego que detallaba las condiciones de venta del terreno, el 65% de la superficie deberá destinarse a uso público, con espacios verdes y calles que se abrirán una vez adjudicadas las tierras. Algo que ocurriría recién en 2020, cuando está previsto que se terminen las obras de las nuevas instalaciones del Tiro Federal, en la desembocadura del arroyo Medrano.


El ganador, compitió con TF Towers, quienes no pudieron igualar la oferta tras una fuerte puja de 45 minutos, por este excelente predio situado en una de las zonas más caras de la ciudad de Buenos Aires.


Las tierras del Tiro Federal Argentino ya tienen dueño.

Uno de lo terrenos mejor cotizados del mapa porteño, ha sido protagonista de la compra de tierras públicas más costosa en la historia de la Ciudad de Buenos Aires.

En el tercer piso del Banco Ciudad, en un auditorio más poblado por observadores que por oferentes, se gestó la compra. Dos fideicomisos se habían inscripto la semana pasada para participar. Uno era TF Towers, con vinculaciones con el Fideicomiso BAP, que en otras oportunidades compró terrenos a través de subastas públicas. El otro, el ganador Buenos Aires Landmark, una firma integrada por inversores de la familia Werthein (La Caja de Ahorro y Seguro entre otros) y de la familia Sielecki, con un pasado en los laboratorios, luego diversificado a otros negocios.

Poco después de las 11 de este martes, el martillero del Banco Ciudad inició lo que sería una subasta apretada, con dos jugadores con poco ánimo de arriesgar. Aunque lo que había en puja era la venta del denominado Polígono A del Tiro Federal Argentino. Un terreno en la esquina de Libertador y Udaondo, en Núñez, que a su vez comprende dos manzanas, frente a la cancha de River. Ahí el valor del metro cuadrado cotiza en más de 3929 dólares.

"Señores, ¡mirada al frente!"; "A ver quién persevera más, ¿quién va a ofrecer con reales ganas de comprar?"; "Después del tercer golpe de martillo, pierden el terreno"; "Vamos 150 millones 500 mil, ¿mejoramos?"; "La subasta está muy conversada y poco ofertada". Las frases de Ricardo Vitaliti, el jefe de martilleros del Banco Ciudad que manejó el remate, eran por momentos parecidas a una actuación, pero también a un reto ante propuestas que, a su consideración, no estaban a la altura. Es que la compulsa se extendió por 45 minutos, pero en ningún momento incluyó picos. Los representantes de los fideicomisos fueron subiendo el monto de a 100 mil dólares y poco se creció desde la base que marcó Vitaliti.

Y, si bien, la subasta fue, según fuentes del banco, la más grande de la historia de la institución, y la más alta hasta el momento en la Ciudad, es el mismo monto que en dos días, allá por junio, el Banco Central ofertó para contener la suba del dólar, que entonces estaba a $27,75.

"Hubo demasiada especulación", dijo un participante del proceso, que prefirió no ser identificado.

A un costado, los seis representantes de Buenos Aires Landmark, sonreían y se sacaban selfies, en grupo, mirando a la pantalla del celular y con la paleta con el número "43" en alto. Pese al clima de festejo, en ningún momento quisieron adelantar cuáles son los planes para el predio.


El fideicomiso deberá pagar el 10% del monto en el plazo de 14 días, el 23% en 50 días, el 33% en un año y el saldo restante en dos años. Por la crisis económica, en forma previa se había aceptado el pago en cuotas de la parcela. Con la plata de la venta se financiará parte de la construcción del futuro Parque de la Innovación, que se hará en otro lote del Tiro Federal. También se destinará a obras de urbanización de la Villa 31 y 31 bis de Retiro, a pesar de que los asentamientos tienen su ley, con el correspondiente presupuesto asignado y un crédito también para esos fines del Banco Mundial.


Tiro Federal, una disputa que enfrentó a socios con el Gobierno

La discusión sobre el futuro del Tiro Federal comenzó en octubre de 2015. El predio de Núñez, frente a la cancha de River, estaba cedido en comodato al club de tiradores desde 1891. Pero el Ejecutivo porteño envió a la Legislatura un proyecto para quitarle la tenencia, dejar en pie sólo el edificio histórico, y usar 13 de las 16 hectáreas para la conformación de un polo que mezclara actividad científica y educativa con espacios verdes y emprendimientos privados.

Primero los socios del club se opusieron y amenazaron con ir a la Justicia. Pero como el proyecto avanzaba en la Legislatura, terminaron acordando con el Gobierno porteño la cesión de otro terreno, junto al Parque de los Niños en la costa del Río de la Plata, donde el Estado construirá un polígono de tiro, que también usarán las fuerzas de seguridad para sus prácticas.



Más información

Conocé nuestras propiedades

Punta del Este - Uruguay | WhatsApp        (+598) 95 117 888  

 

© 2017 dreamprop | Real Estate Agency. by Co-Marketers

whatsapp.png