• dreamprop

Permuto y me voy a Uruguay

Permuta como opción de pago para comprar inmuebles en Punta del Este. Eso es lo que proponen por estos días algunos argentinos que quieren adquirir propiedades en Uruguay, y que ofrecen las suyas en la vecina orilla como forma de pago. Sin embargo, es complejo que este tipo de negocios se concrete, según comentaron algunos empresarios inmobiliarios de la zona.

La primera traba es que la situación económica argentina dificulta que alguien quiera adquirir una propiedad del otro lado del Río de la Plata, porque casi no tienen valor de reventa y los precios de los alquileres son considerablemente bajos.

Según los números de la Cámara Inmobiliaria de Punta del Este y Maldonado, alrededor de 200 ofertas de este tipo aparecieron en lo que va del año.

En otros años, algunos uruguayos buscaban tener propiedades en Argentina por motivos personales o para generar renta. Sin embargo, actualmente es difícil encontrar un caso de éstos porque hoy un apartamento de u$s 400 mil se consigue por menos de la mitad.

En cuanto al valor de las permutas las negociaciones manejan cifras "de remate". Esto, a su vez, conlleva a que el cliente argentino termine quedándose con la propiedad porque tampoco le conviene permutarla por un precio tan inferior.


Si bien la realidad argentina es cambiante, es un poco difícil proyectar que se puedan concretar muchos negocios de este estilo. De igual modo, hay muchas personas interesadas en poder hacer permutas e incluso en algunos casos es un factor que frena la llegada. Javier Sena, empresario inmobiliario y presidente de la Cámara Inmobiliaria de Punta del Este y Maldonado, fue en esta misma línea y comentó que en su empresa decidieron destinar un departamento que se encargue solo de las permutas.


"No es la norma hoy en día, pero sí hay muchos planteos" Javier Sena, Pte. de la Cámara Inmobiliaria de Maldonado.


Fuente: Cronista

Nelson Blanco, propietario de Location Real de Estate, explicó que este tipo de propuestas le suelen llegar con bastante insistencia. Si bien el operador inmobiliario le busca "la vuelta" para concretar el negocio, aseguró que es "realmente" difícil porque el mercado argentino está completamente deprimido.